Swims: la revolución del confort en calzado

swims-principal

¿Quién no ha vivido la experiencia de salir un día a la calle y arruinarse los zapatos a causa de la lluvia? Puedes esquivar un charco o dos, pero tarde o temprano el agua te acabará salpicando. ¿Y cuando tienes que llevar tacón y llueve? ¿Vas con zapatos de repuesto y debes cargar con una bolsa extra para después cambiarte? ¿Y qué pasa con el barro? El barro arruinará tus mejores zapatos, tenlo por seguro. Pues para este tipo de debates internos entre el confort y el estilo existe desde hace exactamente unos 10 años una solución que no todos conocen pero que nosotros, desde Foxbuy, queremos recordar: los zapatos y galoshes de la marca Swims.

swims-2 Fuente de la imagen

Swims, el origen de una marca noruega

Cuando el actual presidente y creador de los zapatos Swims, Johan Ringdal, comenzó a utilizar los galoshes de goma negra que su abuelo sabiamente le pasó para que pudiera proteger sus zapatos en el inclemente clima de Noruega, se dio cuenta de la importancia de la moda y de su mala combinación con los climas lluviosos. En Noruega es habitual utilizar este tipo de protectores para calzado, sobre todo si lo tuyo es manejar un barco, pero fuera de Noruega, su país natal, el uso de estos cubrezapatos no era ni mucho menos lo habitual y el resultado era que la gente estropeaba sus zapatos constantemente.

Concretamente fue durante sus andanzas por la capital parisina en 1999 y posteriormente el paso de varios inviernos en Nueva York, llevaron a Johan a desarrollar una idea que solucionara su problema de compaginar el mal tiempo con sus buenos zapatos. Tras muchos pares de zapatos arruinados y la mala aceptación de los galoshes de su abuelo, que eran prácticos pero poco estéticos, Ringdal se lanzó a la aventura de tratar de revolucionar el pobre panorama de los cubrezapatos.

Finalmente, logró su objetivo cuando en 2005 la inspiración tomó forma en la marca Swims: ¡El Galosh Moderno! y con el posterior lanzamiento en las tiendas en febrero de 2006. Los Swims eran la respuesta perfecta y estilosa que solucionaba el problema que la vida le había planeado. Así, alguien podía usar sus mejores zapatos en un día lluvioso, deslizarse dentro de unos Swims, ir a donde quisiera y quitárselos cuando llegase a su destino. Cómodos, fáciles de usar, resistentes y ligeros, estos galoshes pronto captaron la atención de las altas esferas de moda.

Swims es una nueva forma de concebir el calzado

Swims reúne una serie limitada pero variada de diseños, colores y formas en sus zapatos, sin miedo a imitar los zapatos de piel originales. De ahí que podamos encontrar desde mocasines, pasando por derbys y wing tips, hasta llegar a las botas de agua y mobster, llamados así por su imitación a los característicos calzados usados por los mafiosos a mitad del siglo pasado.

swims-5 Fuente de la imagen

Swims no se dedica de hecho únicamente al calzado, pues aunque no sean tan conocidos, también ofrece para hombre y mujer otra variedad de prendas de vestir. Para caballero ofrece tanto zapatos y galoshes como prendas exteriores de abrigo y ropa de verano (camisetas y bañadores), mientras que para mujer encontramos zapatos, botas y prendas exteriores de abrigo. En su sección de complementos ofrecen bolsas de viaje y toallas. Una curiosidad sobre estos complementos es que Swims, marca siempre inventiva, ha catalogado las bolsas de viaje como bolsas para viajes de 24 o de 48 horas según su tamaño.

Diseños elegantes y formales para toda suerte de clima

Aunque la idea principal fue crear simplemente unos cubrezapatos que protegieran el calzado de las condiciones atmosféricas adversas, el concepto Swims creció en poco tiempo para abarcar otras modalidades de zapatos para hombre y mujer, siendo sin duda los más representativos de la marca los mocasines de goma o loafers en inglés. En más de 10 colores diferentes, con cordones o sin cordones e incluso con cremallera, los zapatos Swims se han convertido en una opción elegante y cómoda, práctica para cualquier suerte de clima.

swims-9 Fuente de la imagen

Más concretamente, la evolución a la que Swims ha ido creando con el tiempo ya no son cubrezapatos y su uso se aplica a cualquier situación y más si vas a estar en contacto con el agua, por ejemplo, si vas a la playa. La elegancia de sus líneas y su fiel imitación a los mocasines y zapatos formales los hace asequibles en multitud de estilos y fáciles de combinar con cualquier look primaveral o veraniego.

swims-combinacion-foxbuy

Los mocasines y las bolsas de viaje Swims son increíblemente fáciles de combinar con la moda de Foxbuy. Por ejemplo, con este vestido combinado de la marca Pringle of Scotland de la temporada de Primavera Verano de Foxbuy. Con Swims, los clásicos náuticos se reinventan para que los capitanes de barco modernos, aquellos que navegan sus veleros por placer, tenga la oportunidad de elegir a la hora de navegar el calzado adecuado para su barco.

swims-11 swims-13 swims-12 Fuente de las imágenes

Las grandes marcas y grandes compañeros

Todos quieren Swims y con todos nos referimos, además de a las personas de a pie que alguna vez han necesitado proteger sus zapatos del mal tiempo, no. Nos referimos a marcas como Emporio Armani o John Lobb, dos grandes firmas que no dudaron en unir esfuerzos con Swims para ofrecer al mundo una solución para proteger sus zapatos y botas de excelentes y a la vez delicados materiales. swims-armani

swims-armani-1 Fuente de las imágenes

Y es que para la colección de Otoño Invierno del 2012, Swims colaboró en una pequeña colección con la multinacional marca textil Emporio Armani para sacar juntos a las pasarelas unos elegantes zapatos de caballero que combinaron con perfección milimétrica la funcionalidad de los Galoshes de Swims y la elegancia de los Oxford de Armani. Emporio Armani y Swims resultaron ser los compañeros perfectos. Otra de las marcas fabricante de botas más exclusivas del mundo, John Lobb, fue la que solicitó también la colaboración de la marca Swims para el diseño de unos galoshes bautizados como The Balmoral, con los que protegerían el diseño y los materiales nobles de estas botas.

swims-john-lobb Fuente de la imagen

Swims: la revolución del confort bajo la lluvia

Una de las reinvenciones de la marca Swims fueron precisamente sus Galoshes, o lo que es lo mismo y para que nos entendamos mejor, los cubrezapatos. Galoshes es una palabra inglesa, aunque originariamente viene del término francés galoche, que se utiliza para nombrar a las fundas fabricadas de un material resistente al agua como el caucho, plástico, goma o nylon y que se coloca recubriendo cualquier zapato para evitar su deterioro por la lluvia o el barro. Lo cierto es que los galoshes se llevan fabricando desde hace años y años pero siempre han tenido una intención y un aspecto básico y funcional: proteger el zapato.

swims-6 Fuente de la imagen

La revolución de Swims al lanzar su colección Galoshes para hombre consistía en ofrecer al público unos cubre zapatos prácticos a la vez que estilosos. De ahí que su colección abarque diversos colores para darle al look contra la lluvia un poco de alegría. Con su forma curvilínea y ergonómica y sus resistentes materiales, los Galoshes Swims protegen los zapatos de piel y cuero de lluvia, barro, nieve y demás inclemencias meteorológicas manteniendo los zapatos y, sobre todo, los pies secos y confortablemente calientes. Da igual si vas caminando, en moto, en bici o en coche, estos cubrezapatos resisten y se agarran al suelo en terrenos resbaladizos. La elasticidad y flexibilidad de los Galoshes hace que parezca que no llevas nada puesto (además de tu propio zapato, se entiende).

swims-7-protege-tus-zapatos Fuente de la imagen

Por otro lado, aunque actualmente no estén a la venta, hace años Swims sacó los SWIMS City Slippers, unas fundas que se podían encajar en los tacones de mujer para proteger la suela y los bordes de estos zapatos femeninos y hacerlos a la vez más adherentes a todo tipo de terreno que pudiera ser resbaladizo a causa del agua.

swims-3-city-slippers Fuente de la imagen

El confort de los zapatos Swims no se queda sólo en la comodidad de llevarlos, sino que además son fáciles de lavar, pudiendo hacerlo a máquina a un máximo de 30 grados. Además, los mocasines, al igual que cualquier otro zapato sea del material que sea, pueden arañarse del uso y acumular rozaduras. Estas rozaduras pueden arreglarse y suavizarse aplicando espray de silicona y frotando común paño seco. Los Galoshes de Swims para hombre realmente han sido diseñados para cubrir y proteger zapatos de piel y cuya suelas están hechas de este mismo material ya que, como ellos informan en su página web, el uso de zapatos con suelas más duras como goma o corcho podrían acabar a la larga acabar dañando el interior de la funda.

Si va a llover durante el día y lo sabes, pero no te apetece ponerte unas botas de agua de esas inmensas con olor a goma que, seamos sinceros, no son tan cómodas como para llevarlas todo el día, lo mejor que puedes hacer es optar por Swims.

Fuente de la imagen principal y destacada.

Share Button