El negro: la moda que nunca pasa

look-negro-total-principal Todas las modas van y todas las modas vuelven, y cuando lo hacen suelen llegar con una fuerza y una nueva aportación a lo que sus antecesoras habían impuesto. Sin embargo, también hay algunas modas que simplemente perduran. Son aquellas modas inamovibles y que normalmente ayudan a componer los fondos de armario. Aquellas que te salvan el día y de las que están bien tirar cuando no sabes qué ponerte. La moda del negro es una de ellas y con seguridad la más conocida y reconocida.

De temporada en temporada vuelven a escucharse frases como “Este año lo que se llevará será el negro” o “Vuelve la moda del negro”. Todos hemos oído cosas así, pero la pura verdad es que el negro nunca nos abandona, sino que siempre está presente. Simplemente aparecen otros colores entre medias que llaman la atención durante un tiempo y se opta por llevarlo o no llevarlo.

Y es que eso es lo que se dice de los clásicos, que nunca pasan de moda, que aciertas si apuestas por ellos, ¿no? No es menos verdad eso de que existen ocasiones y ocasiones para cada atuendo. Sin embargo, un Total Black Look o Look Negro Total, como ahora se denomina a esta tendencia en todas las esferas de la moda, es sin duda una buena elección.

No han sido pocos los que han hablado de esta tendencia a lo largo de los años, añadiendo y quitando prendas, accesorios, complementos, creando todo un movimiento alrededor de este color que es un rey en el mundo de la moda. Gracias a la experiencia y a los cambios culturales y sociales, que necesariamente influyen en la forma de vestir de una sociedad, se han establecido unos sólidos cimientos sobre los que desarrollar toda una teoría acerca de cómo llevar el color negro. El primer precepto podría que se trata del color más camaleónico de todos, y por ello, el que más juego da. Otro factor que cuenta mucho es lo mucho que favorecen las prendas negras a la hora de disimular curvas.

Tan atemporal como el negro son los iconos que mejor lo han representado a lo largo del tiempo. Y si existe alguien reconocido en todo el mundo como símbolo del glamouroso negro, esa es Audrey Hepburn caracterizada como la dulce e inocente Holly Golightly en la película Desayuno con Diamantes. Este gran mito del cine es el mejor ejemplo femenino de lo que a la elegancia del negro se refiere.

Audrey-Hepburn Nuevo concepto, nuevo color.

Hace un siglo, el negro se consideraba únicamente un sinónimo de luto, de duelo por la pérdida de un ser querido. El negro es, por decirlo de una forma precisa, la ausencia total de cualquier luz y por consiguiente de color. De hecho aún se debate si debería considerarse propiamente un color como tal.

Según la psicología del color, el negro significa el fin de todo, también de la vida y de ahí su lúgubre entendimiento cuando acontecía el fallecimiento de una persona. Sin embargo, con el paso del tiempo, los cambios culturales y de pensamiento han liberado la mente de las personas permitiéndoles entender este color con un nuevo significado. O mejor dicho, nuevas y diferentes acepciones.

Además de otros significados también oscuros como lo “sucio”, lo “violento” o lo “maligno”, como los estudiosos del color establecen, el negro representa conceptos referidos al ámbito misterioso y mágico de la naturaleza y de las personas. Es posiblemente de este entendimiento del que se ha sacado la inspiración que con el tiempo ha ido evolucionando y perfeccionándose hasta componer la moda que nos llega a día de hoy.

Dejando de lado lo que respecta a los estilos alternativos como el grunge, el gótico, heavy, etc., en las cuales este color se lleva con una representación propia, el negro ha adquirido una nueva aceptación como un símbolo de elegancia y sobriedad, lo cual no va de la mano del decoro o la mojigatería, ni mucho menos.

La versatilidad de este color proporciona un amplio abanico de posibilidades para lucirlo, así como un salvavidas para ocasiones en las que se duda qué es conveniente llevar. Sin duda alguna, la noche es el momento más aceptable para vestir de negro ya que aporta un toque clásico o distinguido según la ocasión. Una cena, una gala, salir de fiesta o simplemente ir al cine.

LBD-foxbuy Vestido Annie de Whiz / Vestido fruncido de Gant / Vestido Glitter con pailletes de Whiz / Vestido Tiffany de Whiz

El diseñador alemán Karl Lagerfeld dijo una vez que una mujer nunca va demasiado arreglada o muy desarreglada con un Little Black Dress, como los de la imagen.

Base en negro, complementos en color

Una de las razones por las que el color negro en la ropa es tan socorrido, como dijimos al principio, es porque combina prácticamente con el resto de los colores y con todas las texturas. Otra cosa es que las propias texturas combinan entre sí, claro.

Aunque hace unos años mezclar marrón y negro se consideraba una elección muy mala, el tiempo y, como siempre, las modas, han abierto la veda para ampliar las oportunidades de componer conjuntos que toquen casi todos los palos y colores. Eso sí, el azul marino sigue sin ser el preferido en ningún caso para acompañar al negro.

Entre los muchos beneficios de vestir este color está lo fácilmente amoldable a las situaciones, como ya decíamos. Es una cuestión de elegir las prendas y los accesorios adecuados.

La mejor opción si vas a vestir un Look Negro Total, pero ir enteramente de negro no es lo que más se amolda a la ocasión, lo mejor es acompañar los complementos y accesorios de colores fuertes y brillantes. El efecto contraste, en comparación con un atuendo únicamente negro (más propio para ir a un cóctel o a un acto formal), aporta vitalidad y comunica un mensaje diferente.

Lo mejor es prescindir de marrones oscuros o morados apagados. Opta por accesorios dorados o plateados (ahora también es aceptable mezclar estos dos metalizados, de modo que siéntete libre de hacerlo), para salir de fiesta o acudir a una cena elegante. Escoge collares y/ pendientes en color rojo fuerte, azul eléctrico o verde menta. Y si quieres un toque más formal para ir durante el día a dar una vuelta o a trabajar, combina con un color aguamarina, rosa palo o beige.

Look-complementos-colores Vestido liso de cuello de barco de Gant

Collares de Shamelessly Sparkly y Pardes / Pendientes de Aditaccesories y Etsy / Pulseras de Pandora y Crafting a Life

look-1-pantalones Foto de Pinterest

Pantalones de Barbour  / Zapatos de Tenkey / Bufanda de lana de Tenkey / Chaqueta de Belstaff

Look-camisa Foto de Pinterest

Camisa blanca de Whiz / Jersey Póker de Whiz / Bolso de Firetrap / Pantalones de Gant

Finalmente simplemente queremos acotar algunas directrices básicas para lucir el negro:

No conviertas el negro en luto. Añade accesorios, complemento o incluso alguna prenda de un color fuerte. Siempre que sea el negro el color predominante pueden incorporarse camisas o camisetas de otro color más claro para que el contraste sea fuerte.

Combina tonalidades similares de negro. Aunque para nosotros a  simple vista nos parezca que el negro es negro y no hay más que decir, hay un amplísima cantidad de tonalidades que podemos encontrar para este color en la ropa, de modo que es conveniente tratar de que las prendas que vamos a vestir sean lo más similares posible. Un pantalón negro totalmente azabache no casará del todo con una camiseta de color negro mosca (parecido al que se queda después de muchos lavados, un todo desgastado).

negros

Estos tres tonos se llaman negro carbón, negro ébano y negro midnight blue. Este último es un negro con matices azules que no se ve tan a simple vista, sino en determinadas prendas (como el terciopelo), que según cómo les de la luz reflejan un tono azulado.

Cuida las texturas y los estampados. Puede que todo sea negro y se disimulen las líneas, pero aún así hay texturas que son fácilmente reconocibles y siguen sin casar adecuadamente sean del color que sean. Lo mismo ocurre con los estampados. Pueden ser pequeños o grandes, simétricos o geométricos, pero se les aplica la misma regla que con las prendas de otros colores.

Vigila la intensidad del color. Con los lavados la ropa tiende a perder fuerza y forma. El negro, con muchos lavados, no es menos, pero el efecto que pierde es mucho más destacable. Para recuperar la fuerza del tono de tu ropa megra utiliza productos específicos para “reteñir”. También existen remedios naturales y caseros, como dejar reposar durante una hora la prenda en cuestión en abundante agua caliente en la que anteriormente se han hervido acelgas o espinacas. Parece raro, pero funciona.

Compensa con un maquillaje sutil. Vale que te pintes los labios en un rojo brillante si vas de negro y más si has combinado bolso y/o zapatos, pero por lo general, cuando viste un Look Total Black, es más apropiado matizar los colores que llevarás en el rostro. Un tono igualado en la piel, con un poco de colorete (lo justo para no parecer excesivamente pálida en contraste con la ropa) y sombras de ojos suaves, sin favorecer un color demasiado intenso, creará un efecto ligero y elegante.

Share Button

4 comentarios en “El negro: la moda que nunca pasa

  1. Pingback: Moda Vintage y Retro: un viaje a través del tiempo

  2. Pingback: El color negro – ROSA MEDINA

  3. Pingback: El color negro – ROSA MEDINA

  4. Pingback: El negro siempre es apropiado para cualquier ocasión - Home Shiseido

Comments are closed.