Barbour, 120 años de éxito y reconocimientos

 

-barbour-

Existen marcas que se contentan con ser reconocidas por parte de sus clientes, otras gastan facturas millonarias para crearse una identidad de recuerdo efímero. Sin embargo, muy pocas consiguen que una prenda se considere sinónimo de su firma, llegando incluso a ir unidas y a no entenderse la una sin la otra. Hablamos de las cazadoras y la marca Barbour, una marca que ha conseguido  prestigio y reconocimiento gracias a una forma de trabajo y unos valores que han permanecido inalterables desde hace 120 años.

Todo empezó en 1894 cuando un joven escocés llamado John Barbour dejó  atrás la granja donde había crecido y  se estableció en los puertos del South Shields, al noreste de Gran Bretaña, para fundar allí lo que acabaría siendo un imperio textil en el futuro. Una  compañía jugaría  un papel fundamental dentro de la industria textil, no solo por ser el gran impulsor de la tela encerada a nivel textil, sino por innovar mediante su venta por catálogo, considerándose una de las primeras marcas de carácter y alcance global.

La visión de este emprendedor, al que le seguirían sus hijos, hizo que Barbour se fuese haciendo un nombre no sólo en Gran Bretaña sino en ambos lados del globo gracias a una logística depurada y muy especialmente a unas chaquetas y cazadoras que, como veremos a continuación, se ganaron la fama de resistir cualquier uso o abuso.

Y es que la filosofía de Barbour siempre ha estado basada en la calidad de sus tejidos más allá de acercarse a una u otra tendencia del momento. Bajo esta premisa fueron creando una línea de ropa que se ha ido convirtiendo en un clásico imperecedero  y logrando elogios por un trabajo cercano a la excelencia.

La calidad como seña de identidad: Una marca de marineros, soldados y moteros

Barbour en sus inicios era una fábrica de chaquetas y cazadoras destinadas para hombres que trabajaran al aire libre, tales como marineros o granjeros, debido a la maestría con la que dominaban el encerado textil, un encerado que confería a sus prendas una impermeabilidad, resistencia y una durabilidad muy por encima de cualquier otro producto de la competencia.Como muestra de esto, existen dos anécdotas que tienen al ejército y los moteros como protagonistas:

  • La historia del Úrsula: Barbour siempre se enorgullece de contar cómo la calidad de sus chaquetas hizo que el mismísimo ejército llamase en 1937  a su puerta para proveer de ese magnífico material impermeable a su división de Marina. Esto sucedió cuando un  capitán, insatisfecho con la calidad de los uniformes, pagó de su propio bolsillo el prototipo para los uniformes para la tripulación del submarino Úrsula. Este uniforme pasaría a llamarse Úrsula  y se convertiría en el  oficial para la armada así como el precedente para la mítica chaqueta Barbour International
  • Una chaqueta apta para el propio Steve Mcqueen: Si hay un modelo de Barbour que se ha convertido en icono, este es sin duda la chaqueta “Barbour International” una chaqueta ideada por y para amantes de las dos ruedas que se convirtió en santo y seña para todo motero en los años 50 y 60. Incluso el mismísimo Steve Mcqueen, “the king of cool”, cayó en los encantos de esta chaqueta personándose en Inglaterra para conseguir su ejemplar, hecho Barbour homenajeó  creando  una línea centrada en el estilo del mítico actor en 2011.

mqueen barbour

Fuente imagen

La familia como modelo innegociable de éxito

Si la calidad de sus prendas es la base del éxito de Barbour, no cabe duda que la familia es uno de sus pilares. No obstante esta compañía lleva en manos de la familia Barbour desde su fundación, hace 120 años Una familia en la que cada miembro que han ido dejando plasmada una y otra vez su impronta en el éxito de esta marca que se antoja como indeleble al paso de la historia.

Desde la maestría en el encerado de su fundador, a la visión empresarial de sus hijos o la pasión motera de su nieto; Barbour ha ido avanzando con cada generación para convertirse hoy en día en uno de los iconos de la moda británica. Actualmente la 4º generación de la familia está a cargo de la línea de negocio y diseño de la marca, acercando sus prendas a los tiempos actuales sin perder la esencia y llevándose los elogios de todo el universo de la moda.

chaqueta barbour

 Fuente: wikipedia

Muestra del buen hacer de esta familia y su equipo son los reconocimientos a la marca por parte,incluso,  de la familia real británica, otorgándole 3 sellos reales (Royal Warrant) del duque de Edimburgo, la reina de Inglaterra y el príncipe de Gales, sucesivamente entre otros prestigiosos premios en el mundo empresarial y textil británico. Estas condecoraciones y premios hacen que Barbour se considere algo más que una marca de ropa  para considerarse una institución como muestra su fundación Trust Barbour, destinada a causas sociales y benéficas.

El estilo Country de una marca ligada a la vida bucólica

Barbour siempre ha sido una firma muy arraigada a la vida en la naturaleza, presentando siempre una visión bucólica  y un estilo country en sus prendas. Ya en sus inicios Barbour se presentó como una marca para hombres que trabajaban al aire libre, como marinos, agricultores o campesinos, hombres que necesitaban ropa de abrigo que resistiesen sus duros trabajos.

Fuente: Barbour

Poco a poco, a medida los tiempos y las tendencias fueron avanzando, Barbour empezó a realizar ropa más urbana, como muestran sus modelos “Barbour International”, la “Colección Steve Mcqueen” o las colecciones más actuales. Aunque de una manera u otra, Barbour  siempre hace un guiño a la vida en el campo simbolizando la libertad, el culto a la naturaleza o la fortaleza en sus modelos y catálogos. Del mismo modo, Barbour ha ido diversificando su línea de productos partiendo de sus míticas cazadoras a otras prendas tanto para hombre o mujer, pero siempre manteniendo las formas de costura y fabricación artesanal que la llevaron al éxito.

chaqueta-barbour

Fuente imagen

Barbour siempre ha sabido adaptarse a los tiempos, como muestran sus modelos más recientes. Prendas que se han convertido en clásicos actuales como por ejemplo la chaqueta Bedale, la Border y especialmente lal Beaufort, un modelo más casual que ha acercado la marca al público, poniendo de moda el estilo de la marca. Un estilo empapado en la forma de vida británico, jugando siempre con los cortes clásico y colores característicos de los campos de Gran Bretaña así como los forros de cuadros escoceses.

Porque Barbour es Gran Bretaña; no una Gran Bretaña al estilo moderno y cosmopolita de Ben Sherman, sino una Gran Bretaña inspirada en la tradición, la naturaleza y la libertad que tan importante es en la cultura británica.

*Fuente imagen cabecera: Barbour

Share Button

Un comentario en “Barbour, 120 años de éxito y reconocimientos

  1. Pingback: La Martina y su importancia en el polo, Foxbuy Magazine

Comments are closed.